Usos de la Prednisona

La Prednisona es un medicamento que pertenece al grupo de los corticoides o corticosteroides. Y los corticosteroides son hormonas producidas por nuestro organismo que influyen directamente en el funcionamiento del corazón, del sistema inmune, sistema musculoesquelético, sistema endocrino y sistema nervioso.

La Prednisona se utiliza para dos grandes afecciones. La primera es para tratar los síntomas producidos por una brusca y repentina disminución en los niveles de corticoides en el organismo y la segunda se centra en el tratamiento de enfermedades que se caracterizan por una inflamación y enrojecimiento excesivo, como por ejemplo:

  • Esclerosis múltiple
  • Ciertos tipos de artritis
  • Reacciones alérgicas graves
  • Condiciones que afectan los pulmones, piel, ojos, riñones, sangre, tiroides, estómago e intestinos
  • Insuficiencia adrenocortical o insuficiencia de corticoides (como la enfermedad de Addison).
  • E incluso para tratar los síntomas de ciertos tipos de cáncer

 

Como otros medicamentos, este se puede administrar de diversas maneras:

  • Por vía oral: En cápsulas, jarabes o tabletas. Esta última presentación está disponible en el Catalogo Selectpharma. Tanto en tabletas de 5 como de 500 mg.
  • Por inhalador y spray intranasal
  • En forma de gotas para los ojos
  • Tópicamente
  • Mediante una inyección

 

La dosis adecuada de Prednisona dependerá de factores como la edad, la patología que se desea tratar, la gravedad de la misma y la situación del paciente, por lo que debe seguir al pie de la letra las instrucciones de su doctor de confianza.

Los corticosteroides pueden producir algunos efectos secundarios como:

  • Aumento de peso
  • Presión arterial alta
  • Malestar estomacal
  • Retención de líquidos

Lo recomendable es no interrumpir el tratamiento hasta que se lo indique su doctor, sin embargo siempre es vital comunicarse con los expertos en caso se presente un efecto secundario o reacción grave.